Volver a los detalles del artículo Palabras de don Augusto Tamayo Vargas en el acto de inauguración del Coloquio Descargar Descargar PDF